martes, 15 de abril de 2014

GURE ARROPA TRAJES - TÍPICOS DEL PAÍS VASCO



El sábado 12 de abril, un grupo de quilmeños de origen vasco: hijos, nietos y bisnietos de inmigrantes Basques o no, visitamos el Museo de Arte Decorativo de la Capital Federal para conocer la muestra de gure arropa, trajes típicos del país vasco, elaborados rigurosamente por Magdalena Elisa Mignaburu Berho, quien empezó motivada por su origen, siguió con una rigurosa investigación, indagación, entrevistas y visitas y luego a hilo y aguja concretó sus objetivos, todo englobado en un movimiento interior, Pasión.
Traje de mujer de la Ribera s. XVIII - XX

EUSKAL HERRIA
Esta exposición ha sido pensada para que, a través de algunos trajes típicos, puedan conocerse las costumbres, cultura e idioma del País Vasco o Euskal Herria.
Cuando decimos Euskal Herria estamos diciendo “lugar de los hablantes del euskera”, es decir, de quienes hablan la lengua vasca, y hacemos referencia a los territorios que comparten el idioma y una misma cultura. El pueblo vasco habita este territorio desde hace más de 7.000 años y su idioma, el euskera, es la lengua viva más antigua de Europa.
Está ubicado a ambos lados de los Pirineos, entre los estados francés y español. Su superficie total es de 20.864 km2 y su población es de 3.500.000 habitantes. Ha registrado importantes movimientos de emigración, sobre todo hacia América. De hecho, Argentina suma más 4 millones de ciudadanos con ascendencia vasca, lo que la convierte en el país con mayor cantidad de descendientes de vascos en el mundo. Esta influencia se hace evidente al comparar la vestimenta del hombre de campo de la pampa argentina, que lleva boina, faja y alpargatas, con la del hombre del caserío vasco o baserritarra, trabajador y administrador del caserío o baserri.
Trajes de mujer y nombre de la Ribera XVIII - XX
ORDEN GEOGRÁFICO
En esta muestra los atuendos se presentan teniendo como base un orden geográfico: 1) costa, 2) valles, 3) montañas y planicies, 4) ciudades y un quinto sector ocupado por los trajes de algunas danzas típicas.
Una vestimenta es el resultado de diversos factores, entre ellos la situación geográfica, los roles, los códigos compartidos dentro de un contexto cultural y los cambios sociales. Esta segunda piel implica en sí misma un lenguaje, ya que por medio de la misma podemos inferir la pertenencia a un grupo, diferencias ideológicas, pautas sociales y morales.
LOS TRAJES EXHIBIDOS
Treinta de los trajes exhibidos forman parte de la colección de Magdalena E. Mignaburu Berho. Los mismos han sido realizados en base a una investigación y guardan similitud con diversas piezas presentes en bibliografía específica y en distintos museos del País Vasco. El resto de la indumentaria es utilizada en danzas tradicionales y ha sido aportada por los Centros Vascos Anaitasuna de Maipú y Denak Bat de Mar del Plata.
De acuerdo a las tareas más habituales desarrolladas por los vascos hasta inicios del siglo XX, encontramos tres grandes divisiones en la indumentaria correspondientes a pastores, agricultores y pescadores.
Traje de varón del Valle del Roncal s. XVII - XXI

PRENDAS
Las particularidades más significativas pueden sintetizarse en:
- Prendas elaboradas artesanalmente en el caserío, de gran resistencia, en las que los materiales predominantes eran el lino y el paño.
- Ropa utilizada para las celebraciones (misas, fiestas, casamientos, bautismos), confeccionada por sastres o modistas, con telas y terminaciones de mejor calidad. Resulta interesante detenerse en este punto pues, a pesar de las rudas tareas realizadas por hombres, mujeres y niños, existía una especial atención y coquetería que se ponía de manifiesto para las ceremonias, hasta el punto en que los baserritarras guardaban sus mejores ropas en la casa de algún amigo o pariente del pueblo y al bajar del monte se cambiaban antes de concurrir a las reuniones sociales. Esto lo han transmitido los viajeros extranjeros que en sus crónicas describieron la pulcritud de nuestro pueblo.
-  La permanencia en el tiempo: por ejemplo, las abarkas, calzado confeccionado en cuero y cosido a mano, utilizado durante siglos. También puede mencionarse el kapusai, similar a un poncho elaborado por los pastores con la lana de las ovejas que ellos mismos cuidaban y que luego impermeabilizaban con la grasa de los animales.
-          La boina o txapela: si hay algo que identifica a primera vista a un vasco es la boina o txapela. Su uso se populariza en el siglo XIX. Inicialmente era tejida a mano, con el infaltable rabillo; posteriormente pasó a fabricarse en forma industrial. Los colores de las mismas eran el natural, el azul, el rojo y el negro. Han predominado el rojo y negro, sobre todo luego de las Guerras Carlistas.
LA GUERRA CIVIL
El que hoy reconocemos como traje tradicional vasco, se origina en los caseríos en el siglo XVIII. Su uso fue desapareciendo a medida que creció la industrialización y la vida, hasta entonces básicamente rural, se volcó más a las ciudades. Este proceso se agudizó con la pérdida de las libertades forales a fines del siglo XIX y sobre todo con la Guerra Civil en 1936 y la posterior dictadura franquista, durante la cual se trató de anular toda señal identitaria, hasta llegar al punto de ser, junto con el idioma, dos elementos en riesgo de extinción.
LA REAFIRMACIÓN CULTURAL
Esta crisis dio lugar a un fuerte movimiento de carácter cultural, y más tarde político, que consideraba que la esencia de la identidad vasca y de su peculiaridad cultural se hallaban intactas en el mundo rural. Es en este contexto de idealización de la cultura del caserío (unidad económica, cultural y social del pueblo vasco) que se toma como modelo de indumentaria la utilizada en los caseríos por los baserritarras. Se dio así comienzo a la costumbre de vestir estas prendas en ocasiones de carácter festivo con el objeto de reafirmar la identidad a través del aspecto exterior. Con los años, la costumbre se extendió y se convirtió en tradición. A partir de 1975 los sucesivos gobiernos democráticos autonómicos implementaron una política de recuperación de las tradiciones, la indumentaria y el euskera. Es así como en la actualidad, en todas las fiestas que se celebran en el País Vasco la gente viste estos trajes típicos.
LA IKURRIÑA
Para concluir con un ejemplo más del valor simbólico que directa o indirectamente implica la indumentaria, resulta interesante recordar que en Argentina, dentro de las instituciones vascas, han existido innumerables grupos de bailarines o dantzaris, quienes durante la dictadura franquista, como forma de protesta ante la prohibición en Euskadi de exhibir la ikurriña (bandera vasca), comenzaron a utilizar sus colores en los trajes: el verde, el rojo y el blanco. Actualmente, nuestro grupo de danzas continúa con esta tradición.

Centro Laurak Bat. Buenos Aires
Curaduría: Magdalena Elisa Mignaburu Berho
Fotografías: Andrés Tena
Museo Nacional de Arte Decorativo

SEGUNDA JORNADAS DE HISTORIA Y CULTURA VASCA
En la Biblioteca Popular Pedro Goyena el viernes 25 de abril próximo, el Lic. Luis Lúquez Minaberrigaray continúa con la segunda JORNADAS DE HISTORIA y CULTURA VASCA
El Lic. Luis Lúquez Minaberrigaray, es profesor de la Universidad Vasca de Buenos Aires - Director de Instituto de Cultura Vasca Eneko Aritza.
En este segundo encuentro se tratarán los siguientes temas:
1- LA BATALLA DE BALDILLÁN
2- EL FEUDALISMO LA GUERRA DE BANDOS
3- LOS GUEVARA
4- LA BATALLA DE MUNGUÍA - AÑO 1470
5- BIZKAIA Y SUS FUEROS - AÑO 1490
Chalo Agnelli

No hay comentarios:

Publicar un comentario